Javier Barros Sierra

 

 Javier Barros Sierra nació en la ciudad de México el 25 de febrero de 1915. Javier Barros Sierra fue un académico distinguido, reconocido por su talento en las matemáticas, su amplia cultura, su fino sentido del humor y la fortaleza de sus convicciones. (investigador del Instituto de Matemáticas (1943-1948)).

Javier Barros Sierra fue un ingeniero, matemático, académico y funcionario público mexicano, quien fue rector de la Universidad Nacional Autónoma de México durante el conflicto estudiantil de 1968, y el primer Secretario de Obras Públicas.

Javier Barros Sierra fue un ingeniero, matemático, político y escritor mexicano, que fuera rector de la Universidad Nacional Autónoma de México durante el conflicto estudiantil de 1968, además de destacarse en la vida pública como el primer Secretario de Obras Publicas.

 


Miembro de la comunidad estudiantil de la UNAM, rápidamente subió de líder estudiantil, hasta ser Director de la Facultad de Ingeniería de la misma, hasta ser Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México.
También en el servicio público se destaco como el Primer Secretario de Obras Publicas, durante el sexenio de Adolfo López Mateos, apoyando la explosión en infraestructura de México. Posteriormente sería el primer director del Instituto Mexicano del Petróleo.


Cuando comenzó el sexenio de Gustavo Díaz Ordaz, Javier Barros inició el proyecto de ampliación de Ciudad Universitaria.
El Ingeniero Javier Barros Sierra fue un hombre adelantado a su época. Su excepcional lucidez intelectual, que encauzó siempre su actuación docente, profesional y política, le valió ser reconocido como hombre profundo y de visión creadora.
El Ingeniero Javier Barros Sierra nació en el año de 1915, en México, D.F. Curso sus estudios primarios en la Escuela Alberto Correa, el Bachillerato en la Secundaria N° 3 y en la Escuela Nacional Preparatoria, y sus estudios profesionales en lo que hoy son la Facultad de Ingeniería y la Facultad de Ciencias.

Dentro de sus actividades estudiantiles destacó su actuación como académico alumno en la Escuela Nacional Preparatoria (1933); primer presidente de la Sociedad de Alumnos de la hoy Facultad de Ciencias (1936) y consejero universitario alumno (1938).
Sus actividades profesionales dentro de la Universidad Nacional comprendieron el fungir como consejero universitario profesor en diversas ocasiones; investigador del Instituto de Matemáticas (1943-1948), y catedrático de la Universidad, de la Escuela Nacional Preparatoria y de la Antigua Escuela de Iniciación Universitaria (actualmente Preparatoria N° 2) (1938-1958). Director de la Facultad de Ingeniería (1955-1958); presidente de la Primera Conferencia Nacional de Facultades y Escuelas de Ingeniería (Monterrey, N.L. 1958); coordinador y director de seminario en la División de Estudios Superiores de la Facultad de Ingeniería (1965).

Fuera del ámbito universitario, sus actividades incluyeron el diseño y la construcción de obras (1941-1957).
Fue Secretario de Obras Públicas de 1958 a 1964, Director del Instituto Mexicano del Petróleo en 1966 y rector de Universidad Nacional Autónoma de México de 1966 a 1970.
Fue coautor del Libro Introducción al Cálculo Diferencial e Integral editado por la Universidad Nacional , y publicó artículos científicos y técnicos en diversas revistas. Fue miembro de la Sociedad Matemática Mexicana, de la que fue secretario general de 1943 a 1945, del Colegio de Ingenieros Civiles de México, de la Asociación de Ingenieros y Arquitectos, de la Sociedad de Exalumnos de la Facultad de Ingeniería, que presidió en 1965 y presidente del Patronato de la Asociación para evitar la Ceguera en México. Falleció el 15 de Agosto de 1971.

Durante su vida marcó huella profunda en todas las instituciones a las que sirvió y en cuantos se acercaron a él. Pocos, muy pocos hombres se han jamás granjeado cabalmente el apelativo de maestro. Le sienta a Javier Barros Sierra.

El 27 de octubre de 2010, el Senado de México, en reconocimiento a su trabajo por la defensa de la autonomía y la soberanía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), le otorgó de forma póstuma la Medalla Belisario Domínguez. La presea fue entregada a su hija Cristina Barros Valero.

Go to top