Alfonso Nápoles Gándara

Primer Director del Instituto de Matemáticas  de la UnIversidad Nacional Autónoma de México. 

La biografía de Alfonso Nápoles Gándara nos muestra claramente su devoción por las matemáticas.

El doctor Alfonso Nápoles Gándara, distinguido investigador universitario cuya preocupación fundamental ha sido impulsar y mejorar el nivel matemático en nuestra sociedad, es galardonado hoy por nuestra Casa de Estudios con el Premio Universidad Nacional 1987 en el área de docencia en ciencias exactas.


Escribir sobre la trayectoria académica de tan destacado maestro universitario es a un tiempo entender en el presente lo que se proyectaba como una posibilidad de formación universitaria en el pasado. La mística de dedicación a la docencia e investigación del doctor Nápoles Gándara, es comprensible al escuchar hablar con singular vehemencia de sus muy queridos maestros Antonio Caso, Ezequiel A. Chávez, Moisés Sáenz y Sotero Prieto.

Nacido en Cuernavaca, Morelos el 14 de octubre de 1897. Su trayectoria universitaria da inicio en 1911 en la Escuela Nacional Preparatoria y en 1916 ingresó a la Escuela Nacional de Ingenieros, complementando su preparación en la Escuela de Altos Estudios que en 1925 se transformó en la Facultad de Filosofía y Letras. Asimismo, los estudios realizados en el extranjero datan de 1930 como becario de la J.S Guggenheim Foundation en el Massachusetts Institute of Technology, en donde asistió y acreditó 14 cursos semestrales de matemáticas superiores de categoría A, habiendo obtenido en 11 de ellos la categoría H "Pasado con honor", y en Harvard University tomó los cursos de Funciones de Variable compleja y Métodos de la enseñanza de las matemáticas.

Para el año de 1939 obtiene el grado de maestro en ciencias físico y matemáticas y en 1940 el doctorado en matemáticas por la Universidad Nacional.

El doctor Nápoles Gándara se dedicó a la docencia desde 1915, y en este ámbito su labor se conjugó con la de fundador; esto lo corroboramos a través de su constante inquietud por la creación de centros de matemáticas, como un aspecto básico para fortalecer y darle cauce a la investigación y a la difusión de los avances en esta disciplina.

En este sentido nos comenta lo siguiente: " ... al regresar a México trabajé con gusto, entusiasmo y esfuerzo para elevar el nivel de la matemática en nuestro país. Después de mi llegada se establecieron los institutos de Física, en 1939, y el de Matemáticas, el 30 de junio de 1942, cuando fui nombrado por el rector de la Universidad, Licenciado Brito Fouché, director y organizador de este último Instituto. Al crearse estos institutos ya había profesores que se dedicaban con gusto y capacidad a la investigación "

Además, fue miembro fundador de grupos de profesores de la Escuela Normal Superior de Educación Pública y jefe de las clases de matemáticas en la misma; Escuela de Graduados y jefe de la División de Matemáticas de la ESIME; Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la UNAM, y jefe de las clases de matemáticas y de la actual Facultad de Ciencias en donde también fue jefe del Departamento de Matemáticas.

El doctor Nápoles Gándara tuvo a su cargo la dirección de la Sección de Ciencias de la Revista de Estudios Universitarios de la UNAM, Fue promotor del Primer Congreso Nacional de Matemáticas celebrado en Saltillo en 1942, fue presidente de la Comisión Organizadora para la Creación de la Sociedad Matemática Mexicana y Presidente en los periodos comprendidos de 1943-1955 y 1957-1961 y a partir de esta última fecha es presidente honorario vitalicio.

De las sociedades cieníficas a las que pertenece destacan la Sociedad Astronómica de México y American Mathematical Society, es representante en México de la Unión Matemática Argentina.

El doctor Alfonso Nápoles Gándara ha recibido valiosas distinciones; sobresalen las siguientes: en 1953 la Universidad de Morelos le otorga el de doctor honoris causa, para 1956 la Universidad de Oaxaca le otorga el nombramiento de catedrático extraordinario y en 1965 recibe la distinción de investigador emérito de nuestra Universidad Nacional.

Finalmente es necesario destacar que su vocación docente y clara conceptualización de la ciencia matemática, lo llevó a la búsqueda de nuevas actitudes y formas para la enseñanza de esta disciplina, y así lo expresa: " .. la matemática es una ciencia muy abstracta y difícil, lo difícil en general no es muy atractivo para los alumnos"

Sin embargo,".. la matemática ejercita y ayuda al alumno a razonar y decidir correctamente. Pero no todos se dan cuenta. Saber para prever y prever para obrar. El que va a obrar debe prever, pero para prever hay que conocer. Una persona que estudia matemáticas, por su estructura y práctica de la lógica, adquiere mayores aptitudes para prever que el que no las estudia. A los que estudian matemáticas se les enseña a razonar correctamente, pues ésa esa la principal finalidad. Como yo he dicho a mis alumnos: no importa que ustedes olviden el nombre del teorema y en qué consiste; pero al estudiarlo entendieron y ejercitaron el razonamiento. Es un ejercicio intelectual que se hace y deja huella"



Nuestros Maestros

Tomo IV

Primera Edición: 1998

Universidad Nacional Autónoma de México.

México D.F.

Pág. 110, 111 y 112

Pensamientos de Alfonso Nápoles Gándara

No importa que ustedes olviden el nombre del teorema Y en qué consiste; para estudiarlo entendieron y ejercitaron el razonamiento. Ese ejercicio intelectual es el que deja huella.



A.Nápoles a sus alumnos

Go to top