Francisco Raggi

Francisco Raggi (uno de los mejores algebristas de México), fué investigador del Instituto de Matemáticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Son muchos los alumnos que consideran la etapa de su vida en la que tuvieron el placer y el privilegio de tener al doctor Raggi como maestro o asesor de tesis, como la más excitante, interesante y fructífera de su vida. 

Francisco Raggi siempre refleja alegría de vivir, vitalidad y gran
fuerza interior.

Uno lo puede encontrar al visitar el tercer piso del Instituto de Matemáticas en la UNAM. Su cubículo se encuentra en la esquina sur poniente, con plantas que ha cuidado desde hace muchos años, dibujos que le hicieran sus hijas, un mapa, una colección de baleros y un escritorio de estilo rústico mexicano. Tiene la cualidad de recibir con una sonrisa y un saludo amable.

 

Francisco Raggi siempre tiene un problema de matemáticas para trabajar y el tiempo para dedicarle. Tiene en su interior, una planta generadora de energía y las ideas se le ocurren continuamente; el compartir con sus colegas sus resultados e intuiciones en el estudio de las retículas es una de sus fuentes de energía. Siempre me ha sorprendido su capacidad de concentración, si la charla toma un rumbo distinto, él no deja de pensar en el problema y en los instantes posteriores comparte sus conjeturas. Algo que también le distingue es su claridad para pensar en matemáticas. Carácter fuerte, tenacidad y disciplina de trabajo se conjugan con la amistad, la solidaridad y el apoyo que Francisco Raggi brinda generosamente a sus alumnos y sus colegas.

Su trabajo en investigación mantiene un enfoque general en la Teoría de Anillos y de Módulos que es su especialidad, no se concreta a tipos de anillos particulares y trata de presentar resultados generales que pueden aplicarse a muy distintas clases de anillos, que son el tema de estudio de muchos matemáticos en la actualidad.

Haciendo un análisis cronológico no exhaustivo de su trabajo en investigación, vemos que sus primeros artículos de investigación fueron publicados entre 1967 y 1970 y abordan distintos aspectos sobre localización en anillos no conmutativos. Posteriormente aparecieron publicados los resultados de su trabajo doctoral, en el que estudió el problema de describir la estructura del grupo de unidades de algunos anillos de grupo. Algunos de sus resultados, aparecen citados en el libro de Gregory Karpilowski, titulado Unit Groups of Group Rings. Después, centró su atención en estudiar algunas generalizaciones de conceptos clásicos en la teoría de anillos y de módulos para filtros estables de Gabriel. Continuó con el estudio de la retícula de teorías de torsión hereditarias (en colaboración con José Ríos) y encontró condiciones necesarias y suficientes para que las teorías de torsión de Goldman y de Goldie se escindieran centralmente; derivados de estos trabajos se produjeron nuevos teoremas de estructura para anillos regulares autoinyectivos. También, desarrolló una buena parte del álgebra homológica relativa a teorías de torsión hereditarias. Con enfoque reticular estudió las Clases de Serre y su aplicación en la teoría de la dimensión. A través de su conocimiento de la retícula de teorías de torsión hereditarias, encontró métodos que le permitieron estudiar propiedades de la retícula de teorías de torsión no necesariamente hereditarias. En la actualidad, dedica gran parte de su tiempo a develar las propiedades generales de la Gran Retícula de los pre-radicales asociada a un anillo dado, tema explorado en casos particulares en la literatura y que por su dificultad no había sido abordado en forma general. Uno de sus logros ha sido el encontrar métodos para abordar el estudio de dicha retícula; con sus resultados ha dado nuevas caracterizaciones de clases de anillos muy importantes, como por ejemplo, los V-anillos, los anillos semiartinianos, y los anillos semisimples, entre otros. En el estudio de la retícula de pre-radicales asociada a un anillo dado, Francisco Raggi es pionero y su trabajo, junto con el de sus colaboradores, proporciona una nueva perspectiva en estos temas.

Como docente, es un apasionado de dar clase, labor que realiza desde hace mas de 40 años y que se ha visto interrumpida solamente por el disfrute de un periodo sabático. Los que hemos sido sus alumnos, podemos afirmar que siempre ofrece en forma generosa su tiempo para atender a sus estudiantes sin importar el nivel de avance que éstos tengan. Para él, lo importante es que estén ávidos de aprender y sus alumnos le reconocen su capacidad y entrega. Tiene un gran número de tesis de licenciatura y doctorado dirigidas. A él le ha interesado la publicación de diversos temas de matemáticas en nuestra lengua, muestra de ello la podemos encontrar en los libros en los que ha participado como coautor.

A Francisco Raggi le interesa conocer el mundo en el que vive, es un lector apasionado, conoce de historia, de música y es un cinéfilo persistente. Le gusta practicar los deportes, refleja al participar en ellos un gran espíritu competitivo, también esto lo manifiesta cuando juega bridge y dominó, ya que da su mejor esfuerzo. Le gustan la mecánica y la carpintería, las que ha practicado. Los coches, la buena comida y los buenos vinos son cosas de las que gusta disfrutar.

Algo que le caracteriza es su forma de ser, sincera, directa y sin dobleces, lejos está de un estereotipo escurridizo y temeroso del que dirán, de Francisco Raggi se escuchará realmente lo que piensa y siente.

Es una persona que guarda un gran respeto por sus maestros y lo manifiesta abiertamente, transmite a sus alumnos su admiración por los matemáticos emprendedores en la primera mitad del siglo pasado y que formaron a una gran mayoría de la comunidad matemática actual.

Por último, quisiera terminar esta semblanza de Francisco deseándole que fiel a su vocación de doctor Fausto, permanezca con esa jovialidad y lucidez que ha mantenido invariable desde que le conozco.


Carta Informativa Sociedad Matemática Mexicana (julio 2003)

María José Arroyo Paniagua
Departamento de Matemáticas, UAM-Iztapalapa.

 

Pensamientos de Francisco Raggi

Crea tus propios teoremas: muy poca gente llega a este ultimo nivel. La matemática no tendría tanto chiste si no tuvieras la posibilidad de ampliarla. Una vez que acabas la carrera, es cuando tienes la opción de dejar de practicar matemática para empezar a HACER matemática. De eso precisamente trata un doctorado: aportar tu granito a la ciencia.


Francisco Raggi

Go to top