Cédric Villani

El ganador del ‘nobel’ de la matemática en 2010 se ha convertido en un misionero de la ciencia. El “Lady Gaga” de los matemáticos, como le llaman, no pierde ocasión para contar la belleza de esta disciplina, y contaminarse con la política y la sociedad. Ha estado en México varias veces y en la Facultad de Ciencias y el Instituto de Matemáticas de la UNAM.

(De http://esmateria.com/2014/07/07/los-cientificos-estamos-educados-para-solucionar-problemas-complicados/ )

¿La matemática explica el mundo o solo es una forma de representarlo?

“¡La matemática se construyó para explicar el mundo!”

¡La matemática se construyó para explicar el mundo! En principio, lo explica todo, pero en la práctica lo hace solo en parte porque somos limitados y el mundo es sumamente complicado. Los modelos realísticos serían tan complejos que no podríamos gestionarlos. Así que hay que simplificar y el acuerdo con la realidad disminuye.

Pero, ¿la matemática no era la ciencia perfecta?

Es la ciencia más abstracta. En cuanto a la perfección… tiene un nivel de perfección que otras ciencias no tienen. Pero tiene limitaciones prácticas. Una cosa es la matemática en sí, otra cosa es cómo la desarrollamos. Nuestros cerebros y nuestras acciones no son perfectos. Así que necesitamos ciencias perfectas e imperfectas…

¿Qué hay que hacer para convertirse en un buen matemático?

Durante mi vida como matemático, he aprendido una cosa muy importante: ser muy bueno en esta disciplina es solo un ingrediente para ser un buen investigador. El resto cuenta también: tu curiosidad, tu interacción con las personas, tu capacidad de elegir el problema correcto. Puedes ser un buen matemático, pero si eliges el problema equivocado, no serás un buen investigador.

Después de su medalla Fields, se ha convertido en un misionero de la ciencia. ¿Cuál es la experiencia que ha vivido gracias a su fama que le ha impactado más?

“Puedes ser un buen matemático, pero si eliges el problema equivocado, no serás un buen investigador”

Estuve involucrado en las elecciones para el nuevo alcalde de París [donde ha ganado la socialista Anne Hidalgo en marzo]. Fui presidente del comité de apoyo a su candidatura. Me han criticado muchos por esta decisión. Sin embargo, ha sido una experiencia muy interesante donde tuve la oportunidad de vivir desde dentro un proceso político muy tenso. También la publicación de mi novela, El teorema vivo, donde describo el proceso de investigación matemática, ha sido interesante. ¡Recibir centenares de comentarios de los lectores me ha impactado mucho! Imagínese lo importante que ha sido mi libro para ellos. Una vez una persona me dijo: su libro ha cambiado mi vida. A veces contar tu experiencia hace resonar mucho a las personas.

Le llaman el ‘Lady Gaga’ de los matemáticos.

Existen muchos tipos de matemáticos. Algunos parece que viven en otra dimensión, que flotan por encima de nuestro mundo. Otros son más sociables, tienen una red de contactos, están sumergidos en la sociedad. Yo intento ser así, hablar a las personas. Incluso me he formado para poderlo hacer utilizando un vocabulario que se pueda entender.

¿Qué le hace diferente?

¡No tengo idea! Hago lo que puedo para contestar a las expectativas y a las necesidades de la gente, intentando compartir lo que es importante para mi con los demás. Quizás tiene que ver con el hecho que soy una persona muy empática. Tal vez a veces demasiado, como cuando me preocupo de si podría hacer daño a alguien con mis acciones. Así que contesto a cada uno de los correos que recibo —excepto los de los locos— porque pienso que si no lo hago la persona se sentirá infeliz.

 

Go to top