Sir Michael F.

Ha sido miembro correspondiente de muchas academias nacionales entre las que están la de los Estados Unidos, Suecia, Alemania, Francia, Irlanda, India, Australia, China, Rusia y Ucrania. Muchas universidades le han otorgado el doctorado honoris causa, incluidas la de Bonn, Warwick, Durham, St. Andrews, Dublín, Chicago, Edimburgo, Cambridge, Essex, Londres, Sussex, Gante, Reading, Helsinki, Leicester, Rutgers, Salamanca, Montreal, Waterloo, Gales, Queen's-Kingston, Keele, Birmingham, Líbano, la Open University y, más recientemente, la Universidad Nacional Autónoma de México.

¿Por qué el universo puede ser explicado racionalmente?

¿Cree que el mundo es razonable?

Lo que me sorprende cada día es que lo podamos razonar y desentrañar sus leyes.

¿Y si no las entendemos?

Cuando nuestra razón no explica el mundo, nuestra vida se convierte en una sucesión de imágenes y experiencias sin sentido. Pero no conciba las matemáticas como el refugio de cuatro genios. Las matemáticas son en esencia sencillas: la verdad siempre es elegante y comprensible.

¿Cómo lo sabe?

Si tiene dos soluciones para un problema, elija la más simple. Los matemáticos no podemos comprobar empíricamente nuestros resultados, así que la belleza, la concisión y la elegancia son un índice de su fiabilidad. Si una solución es bella, es muy posible que también sea cierta.


El matemático británico de ascendencia libanesa Sir Michael Atiyah (Londres,1929 - 2019) ha fallecido este 11 de enero a los 89 años de edad.

Su nombre siempre estará ligado al teorema del índice de Atiyah-Singer, un teorema del campo de la geometría diferencial que le valió, junto a su colega Isadora Singer, el Premio Abel en 2004. Además, fue uno de los creadores, junto a Friedrich Hirzebruch, de la teoría K topológica, una parte de la topología algebraica.

Atiyah, que también recibió la Medalla Fields en 1966, pasó la mayor parte de su vida académica en las universidades de Oxford y Cambridge (Reino Unido), así como en el Instituto de Estudios Avanzados de Princeton (EE UU).

Recientemente, en septiembre de 2018, Atiyah anunció en el Heidelberg Laureate Forum (Alemania) una supuesta y controvertida demostración de la hipótesis de Riemann, un problema del Milenio del Instituto Clay de Matemáticas cuya solución está dotada con un millón de dólares.

(De https://agenciasinc.es/Multimedia/Fotografias/Muere-el-legendario-matematico-Michael-Atiyah   )

Atiyah, Sir Michael F. Nació el 22 de abril de1929 en Londres, Inglaterra. Su padre era libanés y su madre escocesa. Su educación la recibió parcialmente en El Cairo, en el Victoria College, y posteriormente en Manchester, en la Manchester Grammar School.

 Al terminar la escuela hizo su servicio militar, que a la sazón era obligatorio, y después entró al Trinity College, en Cambridge.

Después de obtener su licenciatura (BA), Atiyah comenzó a hacer investigación en Cambridge para obtener su doctorado. Después fue nombrado fellow del Trinity College, de Cambridge en 1954. Atiyah disfrutó de una estancia durante 1955 como Commonwealth Fellow en el Instituto para Estudios Avanzados en Princeton. A su regreso a Cambridge impartió cátedra en 1957 y fue designado fellow del Pembroke College a partir de 1958. Permaneció en Cambridge hasta 1961 cuando obtuvo una cátedra en la Universidad de Oxford de la que lo nombraron fellow del St. Catherine's College.

(De https://elpais.com/economia/2017/11/21/actualidad/1511281361_582300.html )

A sus 88 años, este científico británico viaja por el mundo para hablar de su gran pasión, las matemáticas. A lo largo de más de medio siglo, ha contribuido a su desarrollo gracias a varias teorías que le han valido la Medalla Fields en 1966 y el Premio Abel, conocido como el Nobel de esta disciplina, en 2004. Pasó por Madrid para ofrecer una conferencia de la mano de la Fundación Ramón Areces, institución privada orientada al mecenazgo científico, y la Real Sociedad Matemática Española (RSME). En esta visita, Atiyah, que ha llevado a cabo sus investigaciones entre las universidades de Cambridge, Princeton, Oxford y Edimburgo, ha tenido tiempo para reflexionar sobre educación, un ámbito al que ha estado muy ligado durante toda su carrera.

Go to top